lunes, 18 de abril de 2011

Metafísica: Análisis de Causa Final

Análisis de la Causa Final

Desde el punto de vista de la intención del autor, la causa final es la más impotante, porque de ella dependen las otras causas. El fin se mueve por la intención del agente, el cual educe la forma de la materia, sacándola de la potencia y llevándola al acto al propiciarle el ser.

El objetivo final de llevar al ser algo, tiene una meta u objeto, que conocemos con la interrogante ¿para qué?.

Desde el punto de vista metafísico es importante analizar que el fin permanece en el autor de la obra, no en la obra en sí misma. Es por eso que a veces parece que no hay un fin que propiecie el ser en algunos casos. En esos casos el fin no es cognoscible.

Algunas escuelas filosóficas propiciaron (equivocadamente) que puede no haber un fin para las obras. El hecho de que no sea congnoscible no significa que no exista en el autor. En ocasiones el conocimiento causal depende de la perfección en el conocimiento que se tenga del autor.

En los casos de esas filosofías erráticas, no diferencian entre la existencia de la obra principal, cuyo fin permanece en el autor y la existencia accidental de las cosas que se generan a partir de la obra principal. Hay una gran cantidad de errores metafísicos en las filosofías modernas que surgen de la generalización de principios que deben ser analizados individualmente.

Siempre hay un fin, aún cuando no sea congnoscible sino sólo por el autor. Sin la existencia de ese fin, no hay acción, no hay educción de la materia en forma. Si bien la obra principal sigue el fin del autor, las existencias accidentales tienen a su vez sus fines naturales.

Cuando Fidias esculpe, piensa en la creación de su estatua pero las existencias accidentales del polvo y los guijarros generados mientras se la esculpe, tienen una existencia natural y un fin naturales que está fuera de las intenciones principales del autor, que de todos modos sabe y deduce que se producirán.

Es importante entonces para el filósofo, diferenciar entre la existencia de la obra principal y la existencia accidental de las cosas.

La materia no consigue la forma sino por el agente y a su vez el agente se mueve con la intención del fin. La finalidad del agente es en definitiva, la creación del acto a partir de la potencia

Analizando los casos podemos ver que pueden haber muchas clases de fines:

•    Fidias esculpe para hacer una estatua (fin del autor)
•    La estatua es esculpida para producir belleza (fin de la estatua)
•    La estatua se esculpe para venderla y ganar dinero (fin del obrante)

No hay comentarios: