sábado, 19 de septiembre de 2009

Metafísica: Condición y Ocasión


Foto: Hay cosas que influyen para que algo sea sin ser causa directa del SER


Condición y Ocasión

En el ejemplo de Fidias y la escultura, podemos apreciar que Fidias necesita de la luz para trabajar. Si no hay luz, no puede esculpir y por lo tanto la estatua no existiría. Pero podemos ver que de cierta manera la luz no es una causa de la estatua, sino una condición necesaria para que la estatua exista. No le da el ser directamente, pero influye para que sea.

Todo aquello que no influye directamente en el ser de la cosa, sino que influye PARA QUE SEA, se conoce como condición. Condición es lo que influye para que algo sea.

Existen dos tipos de condiciones que se diferencian por su grado de cercanía a la cosa y por la forma en la que influyen en el ser.

Una condición puede estar más o menos cercana a la cosa. Las condiciones cercanas a la cosa, influyen directamente en el ser, pero las condiciones lejanas a la cosa infuyen potencialmente en el ser de la cosa.

Cuando una condición está alejada de la cosa e influye potencialmente en el ser, se llama Ocasión. En otras palabras, ocasión es lo que influye para que algo pueda ser.

Para clarificarlo sigamos con el ejemplo de Fidias: para que el escultor pueda esculpir su obra, necesita de un Mecenas que le provea los recursos monetarios para que pueda comprar lo que necesita para crear su obra. El Mecenas le da a Fidias la posibilidad de crear la estatua, pero no influye directamente en el ser de la estatua.

La luz influye más directamente en el ser de la estatua y por eso es una Condición. El Mecenas permite que exista la posibilidad de ser de la estatua, influye de una manera más lejana y es una Ocasión.

No hay comentarios: