viernes, 11 de septiembre de 2009

Tomismo: Cómo revertir el mal de la inteligencia

.
Cómo revertir el mal de la inteligencia

Sólo la inteligencia puede remediar los males que le afectan. La enfermedad que le aqueja actualmente proviene de la postulación filosófica de una gran cantidad de supuestos que surgen de una apreciación falsa de la realidad o de una serie de razones basadas en postulados incorrectos e impregnados de falsedad.

Al observar la realidad desde una óptica incorrecta o viciada de falsedad, se generan postulados que abiertamente se contradicen con la verdad y terminan por crear en el espíritu humano un ambiente de contradicción interna al no poder explicar las preguntas elementales del ser humano, aquellas que surgen de su experiencia natural, de la observación de la realidad y que intentan explicar su propia realidad personal contrastada con la creación y la trascendencia de su alma.

Debido a este problema, es necesario que todo concepto filosófico parta de la verdad. Sólo a través del estudio y análisis de la verdad, la filosofía y teología actual podrá crear postulados sustentables que no generen un conflicto en la inteligencia.

Santo Tomás de Aquino pudo crear una obra que sobrevive su época debido a que la verdad filosófica que le da sustento a su obra está basada en la observación de la realidad. A lo largo de sus observaciones y análisis Tomás siempre buscó la verdad. Las corrientes flosóficas modernas buscan lo nuevo, no la verdad. La verdad es un concepto que trasciende el tiempo y domina a través de todos los siglos de la historia humana. Cuando una línea de pensamiento se basa en la observación de lo nuevo, termina por despreciar lo antiguo y de tildar de obsoleto todo aquello que se contradice con lo actual.

Es por eso que algunas corrientes actuales del pensamiento atacan a las Iglesias Clásicas cuya historia y vigencia provienen de la antigüedad. Tales corrientes se dejan guiar por un sentido de contraposición constante con respecto a la verdad revelada y se dejan ganar por las pasiones propias de aquellos que no tiene sustento ni argumentación para mantener sus puntos de vista.

Así es que hoy el mundo se ha visto invadido por la "cronolatría", que no es otra cosa que intentar afirmar una simple moda actual como verdad elemental para el ser humano. Es intentar afirmar que la verdad pertenece al hoy, por lo cual los grandes Maestros de la antigüedad no pueden aportar nada para el hoy. Esta es la gran falsedad filosófica actual. Es falso porque presumir que la verdad es mutable con el tiempo, es argumentar que no existe una verdad inmutable, objetiva y trascendente que responda a las expectativas de todos los humanos que nacieron desde la creación.

La realidad es que la verdad trasciende todo tiempo histórico y es a través de la eternidad que se plenifica. Este argumento permite comprender plenamente que la defensa de las grandes instituciones del espíritu humano y sus evidencias primarias responden a las expectativas elementales de todo ser creado. ¿Cuáles son algunas de las evidencias primarias? El bien, el mal, la obligación moral, la justicia, el principio de identidad.

No hay comentarios: