sábado, 12 de septiembre de 2009

Metafísica: Abstracción


Foto: La abstracción le permite al hombre comprender la realidad de su ser y del universo que le rodea


Abstracción

La abstracción es la cualidad por la que nuestro intelecto asume algo como objeto. Al mismo tiempo que el intelecto conoce algo y lo asume como objeto, prescinde de  cosas que le son propias al objeto para poder conocerle en la individualidad. Vale decir que no niega ciertas naturalezas del objeto, sino que en su estudio, las separa intelectualmente para asumirle como objeto individual. Gracias a la abstracción el intelecto puede distinguir las especies de los individuos entendiendo que ciertas cualidades son propias de la individualidad y otras forman parte de la generalidad de su naturaleza.

El intelecto humano trabaja con la abstracción a través del concepto del Ser. Cuando el intelecto del hombre estudia cosas, forma conceptos ("hombre", "mujer", "sol", "piedra", etc). Al mismo tiempo que se forma ese concepto en nuestra mente objetivamos la cosa de estudio y la impregnamos de un juicio crítico al afirmar su existencia diciendo "esto que estudio ES". Cuando la inteligencia conoce algo, primero la integra a su pensamiento para analizarla, cuando asume la existencia del objeto de su estudio, la objetivamos poniéndola en el mundo exterior. El mundo interior del hombre es el YO. El mundo exterior del hombre es el NO-YO. Al objetivar las cosas, la inteligencia las pone en el NO-YO.

Este proceso que conlleva dos pasos de conocimiento: la individualidad y la generalidad de la cosa, el individuo y la especie a la que pertence, le permite al intelecto madurar dos conceptos importantes en metafísica: la escencia y la existencia. La percepción que hace el intelecto de la escencia es llamada aserción y la percepción que hace el intelecto de la existencia es conocida como objetivación.

Se distinguen tres grados de abstracción, conocidos como los tres Grados del Saber o Reinos del Conocimiento: el grado Físico, el Matemático y el Metafísico.

No hay comentarios: